domingo, 17 de febrero de 2013

Postre de 3 Chocolates (versión gelatina)


¿Qué tal el fin de semana? A mí se me ha pasado volando, ¡como siempre! 

Os traigo el postre que he preparado este finde. Hacía mucho tiempo que no lo preparaba y eso que es uno de nuestros postres favoritos. Gracias a que hice mención en un post que mi chico no me pide nada por no molestarme se ha dignado a pedirme, con un par de indirectas muy directas, que le haga el postre de tres chocolates. Y yo más feliz que unas pascuas me puse el viernes a prepararlo :D

Este postre suelo prepararlo en pequeños vasitos pero, en esta ocasión y para que lo veáis, lo he preparado en ambas versiones, en tarta y en vasitos. El problema que tiene prepararlo en tarta es que, cuchara tras cuchara, si no le paro, es capaz de comerse la tarta entera de una sola vez.

Aunque lo parezca, no es el típico 3 chocolates que se prepara con la cuajada. Ese, aunque no lo creáis, no me gusta. La cuajada le resta mucho sabor al chocolate. Tod@ el que ha probado mi postre con gelatina ha reconocido que está más bueno que el de la cuajada y ha comenzado a hacerlo a mi manera. Si os pica la curiosidad espero que probéis a hacerlo y me contéis que os parece y si os gusta más o menos que el típico con cuajada.



150g chocolate negro para postres
150g chocolate con leche
150g chocolate blanco
hojas de gelatina
(9 hojas de gelatina para hacerlo en tarta)
(6 hojas de gelatina para servirlo en vasitos)
6 claras de huevo
600ml nata para montar
150g azúcar blanquilla


Ponemos a hidratar la tercera parte de las hojas de gelatina en un poco de agua fría. Fundimos el chocolate negro con 200 ml de nata.Incorporamos las 2 hojas de gelatina ablandadas y removemos bien hasta que estén bien disueltas. Pasamos a un bol la mezcla a través de un pequeño colador (para deshacernos de los posibles trozos de gelatina que no se hayan disuelto). Dejamos templar.

Montamos 2 claras a punto de nieve con 50g de azúcar, y cuando la mezcla del chocolate esté templada las incorporamos suavemente.

Vertemos sobre el molde o las copas que vayamos a utilizar y dejamos cuajar en la nevera durante un mínimo de 2 horas.

Pasado este tiempo hacemos lo mismo con el chocolate con leche. Vertemos sobre el chocolate negro cuajado y dejamos reposar otras 2 horas en la nevera.

Procedemos a realizar los mismos pasos con el chocolate blanco. Dejamos cuajar otras 2 horas.

Decoramos con chocolate negro fundido o chocolate espolvoreado. También podíamos haber hecho la tarta con una base de galletas trituradas con mantequilla.



¡Espero que os guste!





20 comentarios:

  1. Tiene una pinta estupenda y de sabor seguro que esta mucho mejor.
    Que tengas muy buena semana.
    Un Beso.
    http://cocinandoconlafamily.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  2. Interesante! a mi la tarta 3 chocolates tampoco me entusiasma demasiado al llevar tanta cuajada,en cambio hay otros postres que no le cojo el gusto a cucjada y me gusta es curioso...habra que probar tu version,me ha gustado mucho!
    saluditos.

    ResponderEliminar
  3. Que si me gusta? No dudes que proabré tu versión.. La típica tres chocolates la preparé hace muuucho tiempo, tanto que ya ni me acuerdo pero la próxima en caer es la tuya.
    Besos y feliz domingo ;)

    ResponderEliminar
  4. Llevo un rato mirando tus recetas y debo decirte que a cual de todas mas buenas!! esta tarta me ha enamorado me gusta mas la version en vasitos para cuando venga gente queda mas elegante jejeje. Me guardo la receta el blog y la receta! besitos!

    ResponderEliminar
  5. Ufffffffffffffffffff me llevo un saco de vasitos que chica el dulce no me tira pero lo que es el chocolate me pierde jeje, tiene una pinta de lujo.Besos.

    ResponderEliminar
  6. Buenas noches Sonia. Que postrecito más rico y suave que has preparado, me encanta esta versión echa con gelatina en vez de cuajada. Te han quedado con una presentación de lujo al igual que su sabor. Muchas gracias por la felicitación que me has dejado en el blog, te lo agradezco mucho.
    Un beso Paco

    ResponderEliminar
  7. unnn que buena pinta y en individual muy buena presentacion

    ana belen de http://entrepucherosypruebas.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
  8. Tiene una pinta deliciosa Sonia¡¡¡¡ Y la gelatina, la compras en el supermercado??? No la he usado nunca, y esta receta....tiene que estar genial¡¡ No me importaria nada probarla¡¡ Besicos y buena semana¡¡

    ResponderEliminar
  9. Me encanta esta tarta, siempre la he hecho con cuajada pero viendo lo bien que queda con gelatina probaré así. La presentación en vasitos es monísima. Te quedó genial, entra por los ojos.
    Besos.

    ResponderEliminar
  10. Cada vez te sale mejor :) y seguro que estaba riquísimo ;)
    Bss guapa!

    ResponderEliminar
  11. Me encanta tu version,se ve mas ligera y esponjadita.
    Besets.

    ResponderEliminar
  12. Pues mira que es un clasico y aun no lo he probado¡ feliz semana¡

    ResponderEliminar
  13. Me gusta mucho tu versión con gelatina y la verdad es que la voy a probar, en formato tarta me encanta pero los vasos me parecen una buenísima opción, gracias por compartirla y me quedo por aquí encantada a seguirte y a seguir viendo tus recetas, besitos.

    ResponderEliminar
  14. Pásate por el blog que te tengo una cosita. Un beso.

    ResponderEliminar
  15. Te ha quedado perfecta, me encanta. Un abrazo, Clara.

    ResponderEliminar
  16. Precioso! unos vasitos realmente apetecibles...

    ResponderEliminar
  17. Gracias por la receta. Es muy interesante.
    Yo siempre la hago de la forma tradicional. Habrá que probar

    ResponderEliminar
  18. he leido tu misma receta pero sin las claras, lo has probado sin las claras? es que aqui no venden sobres de cuajada, y estoy pensando en tu receta, pero tengo la duda de las claras. Gracias!

    ResponderEliminar

¡Gracias por tu comentario!