lunes, 21 de septiembre de 2015

Quiche de Puerros


La inauguración del nuevo hogar de Sergio y el cumpleaños de Antonio fueron los motivos de celebración del pasado viernes noche en la acogedora casa del anfitrión. Como no podía ser de otra manera, la noche fue fantástica. No faltaron las risas, las buenas historias y los incesantes planes en buena compañía. El tiempo dura lo que un suspiro cuando lo pasas bien y te sientes a gusto... Sois grandes...¡tod@s!

Este post se lo dedico a Ignacio que fue el principal responsable de que mi quiche se acabara antes de que llegaran todos los invitados...jajajaja... ¡Realmente adulador proviniendo de una familia de profesionales de la cocina!

Y como ya he desvelado, mi aportación para la velada fue esta deliciosa receta...


1 lámina de masa quebrada
1 cebolla grande
3 puerros
250 ml leche / nata para cocinar
200g quesos variados
3 huevos L (4 huevos M)
pimienta
nuez moscada


Extendemos la masa quebrada sobre un molde redondo.

Pinchamos por toda la base de la masa con un tenedor para que no se nos infle en el horno. Yo también le pongo legumbres crudos por toda la superficie (al sacarlo del horno las quito y las guardo para la próxima vez).

Horneamos durante unos 10-15 minutos (hasta que la veamos ligeramente tostada).

Sacamos del horno y reservamos.

Troceamos la cebolla y los puerros muy pequeñitos.

Los pochamos en una sartén a fuego medio (si es vitrocerámica) o a fuego fuerte (si es gas). Reservamos.

En un bol batimos los huevos y les agregamos la nata (o leche), el queso, la pimienta y nuez moscada. Mezclamos bien.

Añadimos la cebolla y puerros pochamos. Volvemos a mezclar y vertemos en el molde sobre la masa quebrada horneada. 

Introducimos de nuevo en el horno y horneamos durante 25-30 minutos a 180ºC.

Nota: Suelo añadirle también taquitos de pavo. Los agrego cuando están casi pochadas las verduras.


Bon appetit!

jueves, 17 de septiembre de 2015

Arroz con Berenjena y Pavo




"Pase lo que pase el sol sale nuevo cada día" es la frase de moda en las redes sociales y en cierto modo cada uno de nosotros nos la podemos aplicar a modo de mantra a nuestras circunstancias personales sea cuales sean. Y es que a veces nos encontramos en situaciones que no podemos controlar. Puede ser que nos cueste aceptar que la solución no esté en nuestras manos o, simplemente, la opción que se nos presenta no es la que queremos aplicar y comenzamos a sentirnos mal. Ante todo, relax y dejémoslo pasar (let it go...), el tiempo juega a nuestro favor y nos va encaminando. Yo tengo el fiel convencimiento de que cada cosa pasa por alguna razón y tiene su pequeño significado en nuestra vida...

Y  mientras reflexiono ;) sigo cocinando cositas ricas...


1 cebolla
1 berenjena
200 g taquitos de pavo/jamón
200g arroz
pimienta
orégano
salsa de soja / tomate


Cocemos el arroz en una olla con agua hirviendo. Lo colamos, enjugamos bajo el grifo con agua fría para que se separen bien los granos y reservamos.

Troceamos la cebolla, la berenjena y el pavo.

En una sartén grande pochamos a fuego medio la cebolla y cuando esté muy blandita añadimos la berenjena. Rehogamos unos minutos y añadimos el pavo.

Salpimentamos y rehogamos hasta que la berenjena esté bastante tierna.

Añadimos el arroz cocido y el orégano. Le damos unas cuantas vueltas a fuego más fuerte.

Servimos acompañado de la salsa que más nos guste. En mi caso: salsa de soja.


Nota: puede sustituirse el pavo por taquitos de jamón serrano.